Emprender en ocasiones nos da miedo, ya que no tenemos seguro qué pasará con ese pequeño negocio. En el blog de hoy encontrarás la historia de uno de nuestros Nokers el cual emprendió un gran negocio al convertirse en mayorista Noknoc.

Desde siempre, he sido fan de los gadgets, por esta razón cuando decidí dejar mi trabajo y autoemplearme pensé en poner una tienda de tecnología.

Mi abuelito nos dejó de herencia (a cada nieto) un local en una plaza de tecnología muy famosa, ya que él prácticamente creció ahí, pero siempre pensé en rentarlo.


Hasta que me decidí y cumplí un sueño que me hacía muy feliz, emprender mi propio negocio de tecnología y ya con el lugar solo hacía falta la mercancía y las agallas para hacerlo.

Hace un año fue cuando inicié la aventura; con dinero en mano y local listo comencé a buscar la mercancía que quería vender: desde computadoras, accesorios, etc.

Hice una lista y busqué en varias tiendas, como no sabía muy bien sobre el negocio (sobre todo la parte de los proveedores) pensaba que era tan fácil como: ir a tiendas de tecnología, pedir cierta cantidad de equipos y listo me los daban a menor precio para tener ganancia.

Pero he aquí mi sorpresa, cuando traté de hacer este plan se me salió un ojo de la cara; era una cuenta grandísima la cual me iba a impedir tener precios atractivos para mi mercado.

Sin embargo, no me desanimé, busqué en tantos lugares como pude; en algunas seguía igual de elevado, en otras no tanto, pero no era tan seguro y me daba miedo que no me llegará mi pedido.

Así que pensé en varias cosas para arrancar este negocio, entre mis ideas estaba pedir ayuda a mis compañeros, ya que ellos contaban con la experiencia en cuanto a proveedores.

Pero vaya sorpresa que me llevé, la gente lejos de ser amable y orientarme me bateo, creyendo que solo buscaba quitarles trabajo.

Resignado, pero sin quitar el dedo del renglón decidí buscar por mis propios medios. No contaba que también había buenas personas las cuales me comprendían, porque en su momento habían pasado lo mismo.

Un compañero de la plaza se acercó a mi local y me habló de Noknoc y su plan de mayoristas. Este contaba con varias membresías y depende de tus compras era como subías de plan.

La más básica era de un 20% hasta llegar al black con 50% de descuento; de varios planes de mayoristas que vi, este fue el más atractivo.

No saben todo lo que le agradecí a mi compañero desde ese momento ya tenía un punto de partida, así que me puse en contacto con Noknoc y amablemente me resolvieron todas las dudas.

Ahora sí, con mi lista en mano me dispuse a comprar toda la mercancía para iniciar mi negocio. Arranqué con el plan Classic, pero poco a poco me convertí en Black por la cantidad de equipos que adquirí pues era mayor.

Ahora tengo un negocio redituable y las ventas van bien, puedo ofrecer a mis clientes grandes precios, buenas marcas y equipos de calidad.

Si tú como yo quieres emprender un negocio de tecnología, únete a ser mayorista Noknoc, descubre las facilidades que te brindan y sácale el mejor provecho.


Te dejo aquí el link por si estás interesado, no desaproveches la oportunidad e inicia tu propio negocio.